Terrones de azúcar sin forma de terrones (el mineralismo ha chegado chaaaa).

Mira que Fernando Arrabal nos lo ha avisado veces. Mira que os lo llevo avisando tiempo yo.  Que “va a chegar el mineralismoooo”, que “el mineralismo va a chegaaaar…”

¿Se lo creyó alguien?  ¿Te lo creíste tú?  Yo tampoco.  Pero el mineralismo ha terminado chegaaando de todos modos.  En dulce y de las más variadas formas.   Y lo ha hecho en Navidad.  ¿Sigues sin creértelo?  Pues toma estrellaca mineralizada.

Mineralismo puro y duro (sobre todo esto último): toda una serie de formas aparentemente minerales hechas de puro azúcar.  En “terrones”, que no en cuadradillos.


Más de una vez me han hecho la pregunta en algún comentario del blog: “¿cómo se hacen los azucarillos?”.  Y yo, harta de poner cara de “¿eins?” me puse por fin a buscar cómo rayos se hacían y encontré que es tan fácil que da risa.  Sólo necesitas mezclar agua con azúcar en un proporción determinada (una cucharada de agua -15 ml- por cada taza de azúcar -240 ml-), meterla a presión en el molde elegido y dejar que el agua sobrante se evapore.  El resultado es un azucarillo estupendo con la forma que hayas elegido darle.

Sí, puedes hacerlo con azúcar moreno (aunque tarda un poco más en secar).
Sí, puedes añadir canela o la especia en polvo que te apetezca (depende de lo malvado que te sientas ese día, que para un día de los inocentes esto puede dar mucho juego).
Sí, puedes añadir colorante hidrosoluble al agua y hacer azucarillos de colores (allá tú si te apetece tomarte un vaso de leche verde).
También, puedes añadir ralladuras de cítricos y otros aditamentos para dar color y/o aroma a los azucarillos.

Como ves, toooodo un abanico de dulces posibilidades a tu disposición.   Sirve casi cualquier molde para hielos.  Los moldes de las estrellitas los compré en IKEA y los de los muñecos de gengibre en “La Tartienda”  (aquí).  Me parecieron las dos formas más navideñas y así aprovecho para desearos unas muy Felices Fiestas a todos. 😉

Como os decía antes, son muy fáciles de hacer, sólo necesitas los moldes, azúcar (blanca o morena, como prefieras), un poco de agua y MUCHA paciencia.  Sí, paciencia para no desmoldar antes de tiempo y esperar a que el azúcar haya secado o acabarás con un desastre.


Pon el azúcar en un cuenco.  Echa el agua fría y remueve con un tenedor hasta que tengas una consistencia como de arena de playa mojada.  Rellena con esta mezcla los moldes, presionando bien, hasta que no quepa nada más.  Cuanto más alto sea el azucarillo, más tardará en secar.  Cuanto más húmedo sea el ambiente, más tardará en secar.

Si es inverno y el clima es húmedo puedes esperar hasta una semana.  En verano seguramente los “terrones” estarán listos en un par de días.  Haz siempre de más porque seguro que alguno “muere” mientras pruebas si ya están secos.

La proporción agua/azúcar es la que os indiqué antes:  por cada taza (240 ml) de azúcar necesitas 1 cucharada (15 ml) de agua fría.

Juega con colores y sabores.  La canela el polvo da un color como de nieve sucia pero seguro que da un saborcito estupendo al café o el cacao si esta especia te gusta.  Puedes añadir ralladura de naranja o de limón para acompañar tés de frutas o bebidas frías en verano (sólo tienes que frotar bien con los dedos la ralladura mezclada con el azúcar para que el aroma y el color se repartan bien y luego añadir el agua como en los demás casos).  Puedes hacer también formas de colores agregando un poco de colorante al agua antes de echársela al azúcar.  😉  Salvo la opción de los colorines, las demás las he probado todas y son estupendas.

Tal vez se pueda añadir también algún licor, zumo o café en lugar de agua, pero no lo he probado y no os puedo decir si funciona.

Es verdad que estos azucarillos, de “-illos” tienen más bien poco pero ¿no se supone que las navidades son para compartir?  Pues ea, compartamos azucarillos: yo me endulzo el café con una mano y tú con un pie.  Y al cuñao le dejamos la cabeza…  Y si te gusta el café MUY dulce o eres de los que prefieren tomarlo en tazón de desayuno, le pegas un baño al muñeco, que te dejará la leche bien rica.  (Qué mal suena, por dios…  😉 )

Yo estoy a dieta (jajajajaja  ¡auch! ya acabo de darme otra vez con la nariz en la pantalla).  Así que tengo a mis pobres muñecos de azúcar entrenando para unirse al circo del Sol.  Bueno, más bien al del foco del fondo… Pero ellos no distinguen.

Hale, ya he soltado la parida del artículo, lo puedo terminar contenta.  😛

19/12/2011

Edito para añadir esta técnica que nos ha aportado Tere de lemafamily.blogspot.com que me parece interesantísima y que elimina el factor “paciencia” de la ecuación “terrones de azúcar”:

” Hola Morgana.  He hecho los azucarillos.  Les he puesto una gotita de colorante…  para que los niños tomen leche de colores en las meriendas 🙂

Una cosa… se me ocurrió meter la cubitera de silicona en el microondas durante 50 segundos.  Dejé que se enfriara por cinco minutos y después desmoldé.  De 12, sólo se me rompió uno.  Los demás quedaron duros, duros.. y los guardé en un frasco de cristal.  Así que lo de esperar una semana para desmoldar creo que no hace falta (eso sí, si el molde en que los haces es apto para micrrondas, de lo contrario… puedes liar una buena). “

26/01/2012

Edito para añadir el enlace a los azucarillos que ha creado SandeeA, del blog “La Receta de la Felicidad”.   Son monísimos y su fotos, como siempre, espectaculares.  Vais a alucinar con su presentación y además podréis ver un montón de versiones que la gente ha ido preparando.  http://www.larecetadelafelicidad.com/2012/01/terrones-azucar.html

Anuncios

88 comentarios sobre “Terrones de azúcar sin forma de terrones (el mineralismo ha chegado chaaaa).

  1. hola,una pregunta los moldes de ikea se pueden meter al micro,gracias, los acabo de hacer y los he dejado secar al aire por miedo a que los moldes se rompan en el micro. los he hecho corazones y frutas de azucar moreno,pinguinos de color azul y labios de color rosa,cuando los desmolde os contare.GRACIAS POR LA IDEA.

  2. Gracias guapi! 🙂 Se me olvidó comentarte que ayer los preparé a temperatura ambiente. Los metí en los moldes, desmoldé inmediatamente sobre papel de hornear, los dejé sin tocarlos para nada (porque se rompen, claro) y en una hora estaban secos! Un beso!

    1. Gracias a ti. (k) Que el truquele del micro vale su precio en oro.
      La primera vez que los hice, en dos días estaban listos.
      La segunda había una humedad espantosa y tardaron una semana.
      También es verdad que los moldes eran muy profundos y cuanto más “tocho” es el azucarillo, más tarda en secarse.
      Con los moldes para hielos del IKEA (estrellas, peces, etc.) quedan monísimos y muy veraniegos.

Cuenta, cuenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s