Gingerbread brownie (brownie de jengibre) para el día del Brownie.

Es la primera vez que me apunto a una movida de éstas de “nos hemos vuelto locos y vamos a hacer lo mismo para el mismo día”.   No me pude resistir a la presentación/invitación de Dani el 4 de noviembre en twitter:

De los mismos productores que #megaGalleta llega ahora a sus pantallas #eldiadelbrownie viernes 11-N

Con un trailer así ¿quién se resiste?  Muy animosa yo, dije que sí.  Pero luego, como siempre, no sabía por qué decidirme.  De las dos recetas que probé, por textura y por burráncana que es una, me decidí por la más potente: este “gingerbread brownie” que al final quedó estupendo y tan fuerte que hasta pica.  Una gozada, vaya (y eso que no me gusta el picante).

No es más que un brownie de chocolate blanco que ya he tuneado más veces al que añadí las típicas especias de los dulces navideños y un poco de melaza.  Me parece que me basé en una receta del blog de Pepinho.

Si no eres fan absoluto de estas especias, reduce las cantidades a tu gusto o hazlo únicamente de canela.  Siendo tan fuerte, me pareció que unas natillitas calientes podrían venir estupendas como acompañamientos y por eso veis en las fotos esas “mini cataratas”  tan curiosas cayendo suavemente por los bordes del especiado acantilado, aunque creo que un heladito de vainilla le vendría fenomenal también.

Por las fotos me perdonáis, plis.  Es la primera vez que uso este objetivo y me está costando adaptarme.

Ingredientes para un ginger-brownie pequeño:
120 g de chocolate blanco
100 g de mantequilla
2 cucharadas de melaza (la venden en Mercadona)
2 huevos “L” (grandes)
140 g de azúcar menos dos cucharadas generosas
90 g de harina
1 cucharada de canela en polvo
1/2 cucharada de gengibre
1/2 cucharada de nuez moscada
1/2 cucharadita de clavo

Precalienta el horno a 180ºC y forra con papel el molde que vayas a utilizar.

Pon en un cazo la mantequilla con la mitad del chocolate al fuego (sueave).  Cuando el chocolate se haya derretido y se haya mezclad bien, retira del fuego, añade el resto del chocolate y remueve hasta que se haya fundido completamente.  Añade la melaza por último y mezcla (parecerá que se corta, pero no te preocupes).  Reserva.

En un bol aparte bate con las varillas los huevos y el azúcar hasta que aumente de volumen, aclare en color y espese (al levantar las varillas debe caer un cordón más o menos grueso).

Incorpora la mezcla de mantequilla, chocolate y melaza con la ayuda de una espátula y movimientos suaves y envolventes para perder la menor cantidad posible de aire.

Mezcla la harina con las especias y añádelas al resto de ingredientes, incorporándolas a la mezcla de la misma forma que hicimos con la mantequilla y el choco.

En cuanto esté incorporado todo, vierte la masa en el molde y mete la bandeja al horno.  En  unos 20 minutos estará hecho.  Vigila el punto, que los brownies deben estar más bien blanditos.  Para que no se te pasen, ten preparado un baño de hielo y mete en él el molde en cuanto lo saques del horno.  Eso parará la cocción.

Tienes un paso a paso de artículos anteriores con fotos haciendo clic aquí.

Qué pena no haber podido captar la textura porque era… Aterciopelada pero potente.  Vamos, que no me pongo a hacer otro ahora mismo porque me lo terminaría comiendo entero.

Deja que el brownie se enfríe un poco antes de moverlo porque en este punto se rompe con facilidad.  Una vez firme, córtalo en cuadraditos, redondeles, estrellas, gingerbread men…  Como más te guste.

Asociando el tema especiero a la Navidad, me dio por desempolvar el poco atrezzo navideño que tengo y corté el brownie con un cortador de estrella.  Luego me recordó a Patricio el de Bob Esponja y ya no me hacía tanta gracia, pero era demasido tarde…

Aunque no lo parezca, a veces soy más clásica que un carajillo y ver natillas y tener el acto reflejo de echar canela en polvo por encima, por muy viejuna que sea la costumbre, es algo que no he podido resistir.

Mientras intentaba entresacar 3 fotos decentes de entre los 24 GB que tiré se me fue la pinza (¿cómo no?) y me dio por pensar en la capita superior churruscadita del brownie.  Que me recordaba a la de un lechacillo o similar bien asadito en el horno.  :S  Y eso que sigo siendo fundamentalmente vegetariana, tócate los pies.  Pero mi mente “es asín”, qué le vamos a hacer.

Si eres de los que se come el jengibre a palo seco y aguanta estoicamente los picores de los trident de canela, creo que te puede gustar.  A mí me ha gustado a rabiar y eso que el jengibre me sabe a persiana…

Tengo una segunda versión browniana también de choco blanco en cartera, pero no me ha dado tiempo a “perfeccionarla”.  La dejo para más adelante y os dejo con una vista aérea de la criatura.

¡¡¡ Ah !!!  Y no os perdáis el blog del creador del evento, que seguro que allí encontrearéis los enlaces a la miríada de brownies que seguro se publicarán el 11/11/11, que para eso es “el día del brownie”.  😉

El blog de Dani:  El Monstruo de las galletas.

Edito para añadir un enlace a la lista de todos los locos brownianos que han participado en este fantástico “día de brownie”.  Gracias a Cova y a Dani por el curro de lista.

Lista de brownies.

Anuncios

52 comentarios sobre “Gingerbread brownie (brownie de jengibre) para el día del Brownie.

  1. Ños…eso si son contrastes de sabores,yo no soy de comer cosas picantes pero….una mordida le hubiera dado con gusto jejejee..

  2. Wow! La verdad es que no soy muy fan del chocolate blanco pero me has conquistado con este brownie! Te sigo hace tiempo pero no me había decidido a comentar nada (tímida!) pero con esto no tengo excusa! El próximo que haga, el tuyo, decidido. Por cierto, cómo de pequeño es tu molde? Besos!!
    Arantza

    1. Hola, Arantza. Con tantas especias el choco blanco casi brilla por su ausencia. 😉 Hice una cajeta con papel de horno, de 16×16 cm y la puse en un molde más grande que tengo, sin engrasar ni nada.

  3. Hola guapa!
    Venia a felcitarte por ese brownie, pero me he quedado muerta al ver esos ojos, te han quedado totales, fíjate si de repente lo he visto real que me ha dado angustia y todo, esos imperdibles, aissssss!!!
    Besos

    1. Siempre puedes hacerlo sólo de canela, Patricia. De todos modos las cantidades son pequeñas y si no te gusta demasiado, no hay problema. Si no te atreves, echa la mitad de las especias solamente.

  4. Mi experiencia con el jengibre se reduce a las galletas de Ikea… Pero me encantaría probar ese brownie, seguro que o me encanta o no me gusta nada!!

    Morgana, de profesión tuneadora profesional!! 😉

    Un beso

    Teresa

  5. A mi las fotos, aparte de la receta, también me han encantado! Me pasa similar con las ambientaciones, que yo no pongo porque no acabo de adaptarme.
    La melaza, del mercadona, dices, ¿junto a qué está?
    Y no había caído en que en realidad es un “blondy”

    1. Sí, es más blondie que otra cosa aunque las especias y la melaza le dan un toque más “bronceado”. 😉
      No sé por dónde anda la melaza pero por lógica yo buscaría cerca de las miel, mermeladas y demás.
      Esto de las fotos al final es una moda. Y por desgracia, las modas por lo general no suelen ir conmigo. Es todo un “conflicto” moral.

  6. Qué chulada, caramba. Cuando me conecté por la mañana a tu blog aún no estaba subido, y ahora por la tarde me encuentro con esta sorpresa: qué maravilla.

    Y las fotos son preciosas, sí. La segunda me encanta.

    ¡ay!, menos mal que quitaste el ojo de la primera fila 🙂

    Un abrazo

    Manuel Bustabad

  7. pues a mi me ha encantado este tuneo, con el jengibre y las natillas con canela… ;P estoy segurísima de que no sabe a persiana… jajaja pinta delicioso y las fotos maravillosas (quejica, mira las mias y te consuelas…) Besos

  8. Wowwww bendito día del brownie!!!!! tiene que estar delicioso, esas especias y el chocolate!!! con lo que me gusta a mi el chocolate señores!!!
    Feliz día del brownie Morgana 😉
    Besitos

  9. Guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu sin palabras me has dejado. Este lo pruebo, si o si. Pero bueno, cuando hagamos la digestión de la sobredosis de brownie que llevamos encima.
    Por cierto… ¿A qué sabe una persiana? Jajajaja XD
    besos guapa!

    1. Una persiana sabe a jengibre confitado, básicamente. Jajajaja. No sé, debe de ser de las persianas de antes, de las de madera. Y recién pintada. Yo qué sé, lo decía un personaje que conocí. 😉

    1. Pffff. No me hables de las fotos… que me grapo las venas. ¡Aduladora! me parece que tengo que comer unas cuantas toneladas de colacalo todavía para hacer unas fotos decentes. Pero bueno, en ello estoy.
      Flipando con tus kinder-brownies, de verdad, qué pasada de presentación, de fotos, de idea y de todo.

  10. Me encanta…. Tenía ganas de probar el brownie de chocolate blanco… y tiene una pinta magnifica… Gracias Morgana como siempre encantador todo lo que haces.

    1. Gracias. A mí me ha gustado tanto que seguro que repito. Aunque no sé si con tantas especias, que aunque a mí me ha chiflado así, a lo mejor el resto de los mortales me lo escupe. 😉

Cuenta, cuenta...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s